AMPA salesians Horta

BURLANT LA LOMCE

Los estudiantes catalanes de los seis cursos de primaria y de tercero de ESO recibirán a partir del próximo curso una hora más de clase Matemáticas a la semana, según anunció ayer la ‘consellera’ de Ensenyament, Irene Rigau, tras la presentación al Govern de la Generalitat de los borradores de los futuros decretos de currículos de primaria y secundaria, con los que se establece cómo se implantará en las escuelas catalanas la ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (LOMCE).

Además de resolver el déficit de horas de Matemáticas que hasta ahora ha tenido la escuela catalana, el propósito es que, con este refuerzo -serán, en total, 175 horas adicionales en primaria y otras 35 horas en tercero de ESO-, se evite la separación o segregación de estudiantes en tercero de ESO (a los 15 años) según su nivel en esta materia, tal y como se tendría que hacer a partir del próximo septiembre si se aplicase la LOMCE al pie de la letra.

Los dos decretos de la Conselleria d’Ensenyament, que no incluyen de momento qué ocurrirá con el nuevo bachillerato y que previsiblemente se aprobarán antes de que termine este curso, esquivan en buena medida las disposiciones más polémicas de la ley promovida por el ministro José Ignacio Wert: mantienen el modelo de inmersión lingüística y evitan, en principio, la polémica segregación prematura de alumnos en secundaria para encaminarlos hacia bachillerato o FP.

«Hemos ajustado administrativamente los aspectos que permiten garantizar la validez del título», subrayó ayer Rigau, que presentó sus nuevos planes de estudios a los miembros del Consell Executiu. La ‘consellera’ reiteró, como ya hizo cuando se implantó la LOMCE en primaria el pasado septiembre, que «administrativamente los dos decretos permiten cumplir con la ley estatal y pedagógicamente son fieles al modelo educativo catalán». Estos nuevos planes de estudios, afirmó Rigau, «nacen con voluntad de quedarse», ocurra lo que ocurra con la LOMCE, una ley que, según se han comprometido todas las fuerzas políticas de la oposición en el Congreso, será derogada en cuanto el PP pierda la mayoría.

DOBLE OPCIÓN EN ESO

Una de las grandes novedades del texto que Ensenyament ha presentado para la secundaria, es que en el cuarto y último curso de ESO, los estudiantes no tendrán por qué decidir si quieren cursar bachillerato o bien FP, como también prevé la LOMCE. En lugar de eso, los alumnos catalanes tendrán la posibilidad de optar por una nueva modalidad mixta o compactada, que les permitirá acceder, a continuación, a cualquiera de los dos estudios posobligatorios.

«En la compactada, que será de oferta obligatoria en todos los institutos de Catalunya, un mismo profesor impartirá conjuntamente materias que, según la LOMCE, pertenecen al itinerario de enseñanzas académicas y otras del de enseñanzas aplicadas», explicó Rigau. Así, por ejemplo, la asignatura de Física y Química (una materia de la opción académica) se dará conjuntamente con las Ciencias Aplicadas (correspondiente a la otra opción). Los estudiantes que escojan esta modalidad deberán examinarse, eso sí, de dos asignaturas más en la reválida de ESO, «pero eso les permite, al menos, elegir sobre qué quieren hacer en un futuro», insistió.

CULTURA RELIGIOSA

Ensenyament, explicó Rigau, ha estado trabajando durante tres años en estos dos decretos, «de acuerdo con las recomendaciones de la Unión Europea y del modelo de aprendizaje por competencias». «Empezamos a elaborarlos antes de que se aprobara la ley del ministro Wert, pero, al aparecer esta, se incorporaron su espíritu y otras indicaciones, como los horarios y la estructura de las asignaturas», aseguró la consellera.

Entre las cuestiones que la Generalitat respeta de la LOMCE figura la Religión como asignatura evaluable. Como alternativa para los estudiantes que no la escojan, se crea una nueva materia de Cultura y Valores Éticos, que incluirá contenidos de cultura religiosa. «Se trata de que los alumnos aprendan temas relativos a otras culturas y civilizaciones, como por ejemplo por qué algunas religiones ayunan, y que, a la vez, sepan interpretar y contextualizar escritos y obras de arte», indicó la titular de Ensenyament.

Según los planes de Rigau, que durante los próximos meses serán presentados mediante jornadas formativas a unos 10.000 docentes (para que estos, a su vez, los trasladen «en forma de cascada» al resto de profesores de sus centros educativos), los estudiantes de ESO recibirán también más horas de clase de Primera Lengua Extranjera, fundamentalmente Inglés, de modo que cuando terminen la educación obligatoria la mayoría de ellos puedan acreditar un dominio de este idioma de nivel B1, según el marco europeo de referencia.

Font: El Periódico. Ampa, 2015.

Comenta. Es gratis!


Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: